Las islas, un modelo para el desarrollo de las energías renovables

Foto de noticia de AboutWhite. Las islas, un modelo para el desarrollo de las energías renovables

Suponen un ejemplo para demostrar la viabilidad de sistemas resilientes basados 100% en energías renovables. La introducción de las renovables en el mix energético y la colaboración público-privada a todos los niveles, claves.

La forma más eficiente de llevar a cabo la transición energética es introduciendo las energías renovables en el sistema eléctrico como forma de generar energía limpia y barata.

Las islas, un modelo para el desarrollo de las energías renovables

Este es uno de los mensajes clave que se han destacado en el marco de la conferencia nacional celebrada el pasado 17 de mayo en Menorca en el marco de la quinta edición de “Greening the Islands – El futuro de la energía, agua y movilidad en las islas en harmonía con la biosfera”, evento internacional que ha contado con la colaboración de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

“Para que la transición energética se lleve a cabo, es imprescindible eliminar las barreras administrativas y económicas tanto para los grandes proyectos como para el autoconsumo”, afirmó José Donoso, Director General de UNEF.

En este proceso, las islas deberían servir de ejemplo para demostrarle a la sociedad que la creación de sistemas resilientes basados en su totalidad en energías renovables es viable en el medio plazo. La transición energética brinda una oportunidad para acelerar el desarrollo económico y tecnológico de estos territorios, que se encuentran entre los más afectados por el cambio climático. Para alcanzar este objetivo, la colaboración entre los diferentes actores a nivel local, regional y nacional es de vital importancia, así como un acuerdo a nivel político.

En el camino hacia un sistema 100% renovable en las Islas Canarias y Baleares, los expertos que acudieron a la cita coincidieron en señalar la importancia de trabajar en la sensibilización de la sociedad y en destacar la competitividad alcanzada por las tecnologías renovables, como la fotovoltaica, que es ya más económica que la generación por combustibles fósiles.

El principal desafío para los gobiernos de las Islas Baleares y de las Islas Canarias es, por lo tanto, cambiar la estructura de su mix energético: en las Islas Baleares, el 54% de la electricidad se genera con carbón, un 28% con petróleo, un 9% con gas, un 7% con otras fuentes y solo 3% con renovables; en las Islas Canarias, el 58% de la electricidad se genera con petróleo, el 34% con gas y el 8% con renovables.

En el encuentro se presentaron también las líneas de actuación de la iniciativa “Energía Limpia para las islas de la Unión Europea”, proyecto coordinado por la Comisión Europea que persigue fomentar la transición energética en los territorios insulares.