La nueva Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana prioriza las energías renovables y el autoconsumo

Foto de nueva ley de suelo de aboutwhite

Con este texto se busca frenar el uso de fuentes de energía fósil, fomentar el ahorro de recursos y luchar contra la pobreza energética, según el Ministerio de Fomento.

El nuevo texto de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana se publicaba en el BOE a principios de noviembre. Los cambios en esta legislación persiguen, según las autoridades de Fomento, conceder un lugar prioritario a las energías renovables frente al uso de fuentes de energía fósil.

El texto también llama a la necesidad de combatir la pobreza energética, una situación que afecta a casi el 10% de los hogares españoles, fomentando el ahorro de energía y el uso eficiente de los recursos.

La anterior normativa relativa al suelo y la rehabilitación ya otorgaba prioridad a las fuentes renovables y a la lucha contra la pobreza energética, como parte de las políticas públicas para conseguir un medio urbano más sostenible. Pero la novedad en el nuevo texto radica en que establece como preferente la generación de energía propia. En esta línea asume el autoconsumo como parte de los principios de desarrollo territorial y desarrollo sostenible. Y también lo califica como un requisito necesario para combatir la citada pobreza energética.

Sin embargo, este último punto ha creado ciertas reticencias en el sector, que considera que la nueva norma establece contradicciones con respecto al Real Decreto que regula el autoconsumo energético. Argumentan que si con esta ley se persigue combatir la pobreza energética, el texto no está acorde con los gastos económicos extra a los que deben hacer los que opten por el autoconsumo.