Océanos, no nos olvidemos de ellos

Termina la semana Semana Europea del Desarollo Sostenible, en la que también se ha celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente declarado por Naciones Unidas (5 de junio). Este año se ha centrado en la contaminación del aire, un problema grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Pero no debemos pasar por alto otra fecha importante: 8 de junio Día Mundial de los Océanos.

Los océanos tienen un importante papel en la regulación del clima y el tiempo, proporcionan alimentos, son un fuente de energía fundamental y están considerados el pulmón del planeta, ya que generan la mitad del oxígeno que respiramos en todo el mundo. Con todo ello, resulta difícil comprender los niveles de contaminación tan elevados a los que se somete. De ahí la necesidad de crear conciencia sobre el papel que juegan en nuestras vidas a través de la designación por parte de Naciones Unidos del 8 de junio como Día Mundial de los Océanos.

Los beneficios para el medio ambiente, la sociedad y la economía en general son múltiples. Pero en el otro lado de la balanza encontramos los impactos negativos que la acción del hombre ejerce sobre nuestros mares, que impiden una gestión sostenible de los valiosos recursos con los que cuenta.

Los principales problemas que afectan actualmente a este importante recursos natural son la contaminación marina, la destrucción del hábitat natural, la amenaza que supone el cambio climático para miles de especies o la sobrepesca, entre muchos otros.

En la actualidad, uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan son la cantidad de plásticos que contienen sus aguas. Los niveles de contaminación y los daños que provocan sobre este entorno y los animales marinos son incalculables. A esto debemos unir que se trata de un material que tarda mucho tiempo en degradarse.

Naciones Unidas alerta de que 13 millones de toneladas de plástico se filtran al océano año tras año, lo que se traduce en la muerte de al menos 100 mil especies marinas cada año.

De ahí que en los últimos días se hayan impulsado cientos de campañas invitando a limitar el uso del plástico y a reciclarlo.