Tormentas solares, ¿qué son y qué riesgos suponen?

Tormentas solares, ¿qué son y qué riesgos suponen?

in May 30, 2019

Hace unos días los medios de comunicación se hacían eco de una alerta emitida por la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de Estados Unidos sobre la llegada de una tormenta solar que impactaría la Tierra. Según los científicos, este tipo de tormentas pueden llegar a ser peligrosas en determinados casos. En este blog de ABOUT WHITE descubrimos por qué.

Una tormenta solar -o tormenta geomagnética- es una perturbación temporal de la magnetosfera terrestre como consecuencia de la actividad solar. En este proceso se produce una interacción del magnetismo de la tierra con el viento solar, como consecuencia de la que cuál se libera una gran cantidad de radiación electromagnética, desde rayos gamma hasta ondas de radio. Esa radiación puede chocar contra la Tierra en pocos segundos.

La mayoría de los veces, nuestro campo magnético actúa como escudo protector, por lo que no se registran daños. Sin embargo, en situaciones más extremos, las tormentas solares podrían llegar a atravesar ese campo magnético y dañar circuitos eléctricos, transformadores y sistemas de comunicación. En el peor de los escenarios, podría provocar la interrupción de la electricidad en todo el mundo.

Existen casos documentados a lo largo de la historia, como el ocurrido en 1859, cuando quedó seriamente dañada la red de telégrafo, o en 1989, cuando la ciudad de Quebec se quedó sin luz durante un día.

Hace pocos días la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de Estados Unidos alertaban sobre la llegada de una tormenta solar que impactaría la Tierra, pero por suerte no generó apagones ni daños considerables. Lo que sí suelen dejar estas tormentas son una impactantes imágenes de auroras boreales a latitudes poco frecuentes.

Además, en caso de producirse no se hacen notar de la misma forma en todo el planeta. Los expertos afirman que Europa está más protegida de este tipo de fenómenos, debido a su ubicación y al tipo de redes que tiene, muy distintas a las grandes construcciones que hay en otras zonas como Estados Unidos o Canadá.