Aboutwhite

Puesta a punto de los radiadores para el frío: cómo purgarlos

Puesta a punto de los radiadores para el frío

Las temperaturas van bajando y empieza el tiempo de calefacción para mantener el calor dentro de nuestros hogares. En este artículo te damos unos consejos básicos para la puesta a punto de los radiadores para el frío después de pasar muchos meses apagados.

Los radiadores son los sistemas de calefacción más comunes para transmitir calor en nuestros hogares. Tras muchos meses apagados, debemos hacer unas comprobaciones básicas para que funcionen correctamente y evitar un derroche de energía.

PUESTA A PUNTO DE RADIADORES: EL PURGADO

Es fundamental pugarlos al menos una vez año y éste es el momento idóneo. Con este gesto eliminamos las bolsas de aire que se generan al llenarse de agua. Es un proceso muy sencillo.

Debemos girar la válvula de purgado de cada radiador que tengamos en casa y esperar a que salga el agua. Será el indicativo de que todo el aire acumulado ha sido expulsado. Para ello, puedes utilizar un destornillador de punta plana o incluso una moneda si no tienes herramientas a mano. No olvides colocar previamente un recipiente para que el agua que caiga del mismo se deposite en su interior.

A lo largo del invierno, si detectamos que alguno de los radiadores no caliente correctamente, podemos realizar un nuevo purgado para descartar que tenga alguna bolsa de aire en su interior.

MANTENER LOS RADIADODORES DESPEJADOS, LIMPIOS Y A UNA TEMPERATURA ESTABLE

Si queremos aprovechar todo el calor que los radiadores proporcionan a nuestro hogar, es importante que no los cubramos, ya sea con prendas textiles o con objetos decorativos como cubre radiadores, puesto que suponen un derroche de energía. Siempre deben permanecer despejados.

Igualmente, hay que mantener la higiene de los mismos para evitar que acumulen exceso de polvo. Pasarles un trapo mojado de vez en cuando será suficiente para conservarlos en buen estado.

Además de todo ello, para evitar un derroche energético es aconsejable mantener siempre una temperatura estable. A través del termostato, podremos llevar cierto control de los valores en cada momento.

ATENTOS A LOS RUIDOS EN LOS RADIADORES

Por último, dentro de la puesta a punto de los radiadores para el frío, debemos estar atentos a si producen algún tipo de ruido. En este caso, puede que sea necesario un nuevo purgado por la existencia de alguna burbuja de aire en su interior. Pero, si el ruido persiste, o detectamos cualquier otra anomalía en su funcionamiento, será necesario avisar a un especialista para que revise la instalación de los radiadores y/o de la caldera.

Pensando en tu tranquilidad, en Aboutwhite te ofrecemos, al realizar, tanto el contrato de luz como el de gas, un seguro que cubre el mantenimiento y la reparación de diferentes equipos de tu hogar.

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Solicita información

¡Descubre cómo podemos mejorar tu experiencia energética hoy!